martes, 5 de julio de 2011

diagnóstico.

- ¿Ya se sabe lo que pasa?
- Son picores en el corazón, que se han extendido al resto del cuerpo.
- ¿Y cómo le ha dado eso?
- Dice que cree que ha sido por contacto. Que de tanto estar con él se le ha ido metiendo dentro poquito a poco, en cada roce.
- Pero no estaban juntos de forma constante, ¿cómo ha sido entonces?
- Pues porque resulta que el resto del tiempo lo pensaba todo el rato, ya sabes como es. Y no sólo eso, si no que ahora se le van cayendolos suspiros por ahí.
- Vaya, eso sí es un síntoma grave, con lo bien que los había guardado siempre.
- Eso pensé yo. Pero resulta que cuando estaba en la consulta se le escapó un suspiro pequeñito y casi se pone a llorar.
- ¿Y qué le dijo el médico? ¿Es grave?
- El médico le ha dicho que de alergia nada, que si seguía teniendo esos síntomas en cosa de tres semanas, o que si aumentaban mucho en poco tiempo, fuese a verlo de nuevo. Pero que por lo que le podía adelantar lo que a ella le pasaba no era cosa del polen ni de su gato.
- ¿Entonces?
- Le ha diagnosticado amor, que además resulta que no hay nada que pueda curarlo. Al menos nada que aparezca en el Vademecum.




(¡Me voy a Madrid!)
Perdonad esta ausencia tan enorme, os he echado de menos.

18 comentarios:

  1. eres grande... ¡y por eso me joroba tanto que huyas de aquí!

    grrrr disfruta Madrid, muy mucho :)

    ResponderEliminar
  2. la única cura para el amor es más amor todavía, y eso (a la vez que cura) también acaba empeorando al paciente, así que lo tenemos difícil...

    p.d. pásalo bien en Madrid, pequeño ser eléctrico :)

    ResponderEliminar
  3. El amor es el ùnico mal del que no tienes pretensiones de cura. Se està dispuesto a vivir la ironìa de vivir con ese malestar en el corazòn, porque nos hace sentir vivos. Raro , ¿no?

    ResponderEliminar
  4. Sólo existe un remedio paliativo, que consiste en inducir un coma al paciente.
    Te quiero. Y si te vienes a Madrid, estarás (un poco) más cerca de mí :3

    ResponderEliminar
  5. El amor es una enfermedad muy, muy grave. Pero a la vez bonita (algo complicado).

    Oh, Madrid, te vendrás por estos lares donde habito (;

    ResponderEliminar
  6. Si es amor correspondido, entonces no hay de qué preocuparse.


    Una bolsita llena de sugus de manzana.

    ResponderEliminar
  7. Ay, ay, ¡entonces yo también me declaro gustosamente contagiada! Jajaja.

    Bon voyage! :D

    ResponderEliminar
  8. Pues oye a mi no me importa enfermar de amor :P

    Pásalo muy bien por mis tierras :D

    ResponderEliminar
  9. mmh sería la única enfermedad que querría que me diagnosticaran, sin miedo a que me diera un síncope :) sin duda

    lindo blog :33 disfruta de Madrid!

    ResponderEliminar
  10. Enfermar de amor es un regalo...
    bueno, hasta cierto punto.

    (orgasmo de texto)

    y pásalo bien por mi tierra!

    ResponderEliminar
  11. Ay, pequeña, te han diagnosticado una enfermedad sin cura (aunque a mí me gusta más hablar de un virus benigno; cuyos síntomas se estacan entre los pulmones y hacen que el aire te sepa a poesía)

    ResponderEliminar
  12. Espero que te cures pronto de eso antes de que evolucione y sea peor que de estas enfermedades nunca se sabe, disfruta de madrid

    ResponderEliminar
  13. Desde luego el amor es la peor de las enfermedades, enfermedad y cura vienen a ser la misma cosa y todo resulta un infierno...
    Me ha gustado mucho (:

    ResponderEliminar
  14. jajajajaj me encanta esto de diagnosticar es tan original
    qué tal te va!

    ResponderEliminar
  15. lo bueno, es que a veces no hace falta vademecum, a veces es bonito.

    ResponderEliminar

Make cupcakes, not war.