martes, 6 de abril de 2010

ciento cuarenta y siete segundos

Ciento cuarenta y siete segundos antes de dormirme me di cuenta de que nunca te había visto sonreír.
Después inventé tu risa, que apareció entre uno de mis sueños.

13 comentarios:

  1. Hazle cosquillas. Así seguro que sonríe (y ríe) y ya puedes soñar con la de verdad.

    Un muá(h) y un sugu de cereza!

    ResponderEliminar
  2. ¿y era bonita? seguro que valió la pena esperar tanto, aunque solo te la imaginaras.

    ResponderEliminar
  3. Seguro que fue un sueño precioso, con su sonrisa.

    ResponderEliminar
  4. ¡Seguro que era una risa muy muy muy bonita!

    ResponderEliminar
  5. Hazle tantas cosquillas como me haces a mi o más y dale un tierno beso, ya verás como sonrie pequeña adorable! un beso!:)

    ResponderEliminar
  6. Al próximo sueño, una carcajada
    y. . .

    Pd: los símbolos de la mujer de la foto de tu cabecera ¿interpretan algo en especial? Como me atraen. . .

    ResponderEliminar
  7. seguramente, una risa contagiosa de alegria.
    un saludo en la lejania.

    ResponderEliminar
  8. Ninguna sonrisa es más bonita que la tuya!

    ResponderEliminar
  9. a lo mejor la que tú creaste es la suya en realidad :)

    ResponderEliminar
  10. cosquillas en los pies debajo de las sábanas para ver la de verdad.

    besito:)

    ResponderEliminar

Make cupcakes, not war.