miércoles, 4 de noviembre de 2009

Remedio.

Para las tardes en que estás triste:
Tarrinas de helado de chocolate. Películas bonitas. Tu mejor amiga. Una caja de pañuelos de papel.

1 comentario:

Make cupcakes, not war.