domingo, 1 de noviembre de 2009

¿Por qué los niños pequeños tienen esa necesidad de comer plastilina y de metérsela en la nariz? No logro entenderlo. Yo metía los dedos en los enchufes y descabezaba a las barbies, pero nunca comí plastilina ni tampoco intenté usarla para taponarme la nariz. Aunque debe de ser gracioso, ¿no?. Eso de que tus mocos se vuelvan de colores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Make cupcakes, not war.